La vitrofusión es la técnica de cortar, pintar y fundir vidrio, horneandolo a altas temperaturas hasta obetener piezas de finos acabados.